Entradas

Mostrando entradas de marzo, 2012

Causas y Efectos

Últimamente he escuchado frases como “el rencor y el miedo provocan cáncer”. Yo misma las he creído ciertas hasta que uno descubre el profundo significado de la enfermedad en la propia vida. Creo que es muy importante que observemos la realidad de este asunto, puesto que puede dar lugar a grandes peligros, como culpar al enfermo, o creer que es el causante de sus males. Es necesario que salgamos, para ello, de la mentalidad “causa efecto” que tan habitualmente utilizamos en nuestras vidas. Los médicos buscan las causas de todo, las consecuencias de sus remedios... etc. Sin embargo, en el ámbito más profundo del ser, uno debe ser capaz de observar no linealmente, es decir, “esto pasa por esto”, sino de una forma global. Cuando uno contempla la enfermedad en toda su dimensión, se da cuenta de que en realidad, la enfermedad señala con el dedo allí donde necesitamos trabajar. Esto no significa que sea un “defecto” que ha provocado que estemos “enfermos”; sino que la enfermedad es ese salt…

La presión sanguínea y su correspondencia emocional

Imagen
Los doctores Dethlefsen y Dahlke realizan un paralelismo muy significativo en este aspecto, para darnos una idea bastante clara de la relación entre la tensión sanguínea y la forma que tenemos de enfrentarnos a nuestros problemas. Simbolizan a la sangre como representación del "ser", del fluir vital, y a los vasos sanguíneos como las fronteras que encontramos en el camino.

"El hipotenso (presión sanguínea baja) no desafía en absoluto estas fronteras. No trata de cluzarlas, sino que rehúye toda resistencia: nunca va hasta el límite. Si tropieza con un conflicto, se retira rápidamente, y así se retira también la sangre, hasta que la persona se desmaya".

La tensión baja está relacionada con un sentimiento de evasión frente a los problemas.
La hipertensión, sin embargo, está relacionada con la preocupación, "la circulación se acelera sin que esta acción llegue a transformarse en actividad, es decir, se descargue" de esta forma, se produce una presión permanen…

La Epigenética.

Imagen
Este documental sobre Epigenética, nos ofrece una visión revolucionaria acerca de la influencia el entorno externo tiene en nuestros genes. Hasta ahora hemos pensado que la genética era exclusivamente la que determinaba que desarrollásemos ciertas enfermedades; sin embargo, la epigenética nos ofrece una nueva mirada en la que el entorno, nuestros comportamientos, nuestros hábitos, la alimentación... etc, son determinantes a la hora de activar o desactivar nuestros genes.

En todo caso, es importante tomar todas estas informaciones como investigaciones que son, y no comenzar inmediatamente a obsesionarnos con la comida o con productos que podamos considerar perjudiciales porque nos lo anuncian desde determinado lugar. Como siempre, la recomendación de Unkido en cuanto a todos estos asuntos, es siempre la prudencia y no hacer dogma de las informaciones recibidas; pero sí tenerlas en cuenta y abrirnos a su investigación.

Relaciones entre la comida y la forma de ser

Simbolismo de la Digestión (Extracto del Libro "La Enfermedad como Camino" ) Por los alimentos y comidas que prefiere cadacual, pueden descubrirse muchas cosas (dime lo que comes y te diré quién eres).Será un buen ejercicio aguzar la mirada y la mente, de manera que, incluso enlos procesos más habituales y rutinarios, podamos descubrir las relaciones -nunca fortuitas- que hay detrás de los fenómenos aparentes. Si a una persona leapetece algo determinado, ello expresa una preferencia y nos da un indiciosobre la personalidad del individuo. Cuando algo "no le apetece",esta aversión es tan reveladora como una respuesta a un test psicológico. Elhambre se mueve por el afán de posesión, deseo de absorción, por una ciertacodicia. Comer es satisfacer el deseo por medio de la ingestión, integración yasimilación. El que tiene hambre de cariño y no puede saciarla, manifiesta este afán en el aspecto corporal en forma de hambre de golosinas. Queda patente el doble significado que …

Los dientes, la agresividad y la sexualidad

Una mala dentadura es indicio de que una persona tiene dificultad para manifestar su agresividad. Esta relación se mantiene, a pesar de que hoy en día casi todo el mundo, incluso los niños, tienen caries. De todos modos, los síntomas colectivos no hacen sino señalar problemas colectivos. En todas las culturas socialmente desarrolladas de nuestra época, la agresividad se ha convertido en un grave problema. Se exige al ciudadano "adaptación social", lo que en realidad quiere decir:"represión de la agresividad". Esta agresividad reprimida de nuestro co-ciudadano, tan pacífico y socialmente adaptado, vuelve a salir a la luz del día en forma de "enfermedades" y, a la postre, afecta a la comunidad social tanto en esta forma pervertida como en su forma original. Por ello, las clínicas son los modernos campos de batalla de nuestra sociedad. Aquí la agresividad reprimida libra una lucha sin cuartel contra sus poseedores. A nadie debe sorprender que, en la mayoría d…

La enfermedad como camino

“Nuestro entendimiento no hace otra cosa que desmenuzar la realidad en pedazos más y más pequeños (análisis) y diferenciar entre los pedazos (discernimiento). Por ello, se dice “sí” a una cosa, y al mismo tiempo “no” a su contrario, pues es sabido que “los contrarios se excluyen mutuamente”. Pero con cada no, con cada exlusión, incurrimos en una carencia, y para estar sano hay que estar completo”

La enfermedad como camino. Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Dahlke Estamos habituados a comprender la enfermedad como un inconveniente al que es necesario “combatir”; y así utilizamos expresiones como “lucha contra el SIDA”, “ganarle la guerra al cáncer”... etc. Sin embargo, pareciera que estamos combatiendo contra un gran desconocido, contra “algo” de lo que ignoramos su causa fundamental. Investigamos el “origen de las enfermedades” buscando en la particularidad, en la división, en la consecuencia. El cuerpo humano es un organismo integral (cuerpo físico, cuerpo emocional y cuerpo espiritual), e…