sábado, 1 de diciembre de 2012

Unkido y la ciencia interior (parte 1)


l aprendizaje del conocimiento o ciencia interior, (como le podriamos llamar), puede comenzar por el cuerpo físico, como lo hace el hatha yoga .


El yogui realiza sus asanas, o posturas, estirando diversas partes y músculos de su organismo. No se trata sólo de estirar el cuerpo, (como ya la mayoría sabe), sino también de poner en funcionamiento la atención consciente, para así poder soltar la tensión a través de la voluntad.


Todo eso es un proceso y un ejercicio constante, o también solemos verlo como un arte, en el que se puede seguir aprendiendo indefinidamente.


Veamos un poco más de cerca el tema: la asana, en forma general, tiene dos cuestiones importantes a tener en cuenta.


1. Una es el poder sentir el cuerpo físico.
En realidad, es un aprender a sentirlo y ejercitar esa forma de atención de la mente sobre la materia. Así, el yogui puede adentrarse en las tensiones del cuerpo y poco a poco, también incidir sobre ellas conscientemente, soltándolas. Es bueno agregar aquí que al soltarlas, también suelta el complejo o problema emocional, psicológico y psiquico que sustenta la tensión. Eso no es virtud directa del yoga, sino de nuestra naturaleza. Aunque lo ignoremos, somos un todo; tema que nuestra medicina tiene y está empezando a considerar. Las terapias naturales, por lo general, remarcan esta cuestión y podemos concluir, algo poéticamente, diciendo que el organismo es un prisma, y al mover cualquier lado, se mueve todo el prisma. Es decir, desde el cuerpo físico, asana o postura, se avanza hacia la psiquis y la emoción, resolviendo la tensión psicofísca de un músculo, por ejemplo.
Dentro de este grupo, vamos a dejar de la lado hoy un tema muy importante, la respiración consciente, para decir simplemente que lo ubicamos en este contexto, como una cuestión o ejercicio psicofísico.

2. La otra cosa a tener en cuenta es el trabajo con la identidad, la que va en busca del verdadero SER o sentir interno. En este punto, nombremos las características de ese SER, para ver que en realidad no son tan lejanas:
Por ejemplo, la intuición corresponde al sentir interno. Cabe señalar que la intuición ofrece una amplísima gama de alternativas y niveles de su sentir, tema que ahora conviene que obviemos.

También merece atención el poder ver, o "darse cuenta" de la sincronía que tienen todos los hechos en relación a uno mismo, o mejor dicho, comprender al menos una parte de esa realidad. A traves de la sincronía, es que podemos entender a la naturaleza, al planeta, y advertir el lenguaje de los sueños, o de energías no percetibles a los sentidos físicos. 



Todo esto no puede verse a simple vista, sencillamente, porque la mente deambula en el subconsciente, respondiendo mecánicamente a mandatos, estímulos o condicionantes externos.


Siempre es recomendable aprender hatha yoga, o conocer y aplicar sus principios, como lo hacemos en Unkido. Aquí el movimiento, estiramientos y la misma respiración, responden a estímulos más espontáneos que en el yoga, aunque en algunos puntos, ambas disciplinas se complementan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido