sábado, 26 de enero de 2013

Columna Vertebral y Coherencia

El comienzo de una idea determina el resto de la idea y cualquier parte de la misma me va a mostrar la misma situación. Este es un ideal de coherencia, cuya vibración podemos sentir a medida que somos más coherentes.

La tensión nace cuando encontramos un estado de incoherencia entre nuestro sentir, nuestro pensar, y nuestro accionar. Es decir, la circulación de la energía biológica responde diferentes órdenes. La cabeza le dice que hay que hacer una cosa, el sentir otra, y la acción una tercera distinta. Cada una tira los músculos en una dirección diferente, y empieza a manifestarse el síntoma, que nos mete dentro de un proceso de resolución.

Ejercicio

Siente tu columna y visualízala, teniendo en cuenta las zonas dolor. Elije una y comunícate con síntoma. Pregúntale por qué se ha generado allí el nudo en la circulación, y qué necesita. Puede que notes que tienes que "perseguir" la zona de dolor, porque esta se va hacia arriba o hacia abajo. Síguela, te está mostrando el origen de la tensión. En todo momento, procura relajarte y transformar impresiones negativas. Pide interiormente saber. Luego, si has descubierto alguna contradicción, procura ser más coherente. Por último, visualiza tu columna radiante hasta sentir que está mucho más relajada.         

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido