domingo, 24 de febrero de 2013

El dolor de cabeza



Extraemos este fragmento del "Gran Diccionario de las dolencias y enfermedades" de Jaques Martel, que habla por sí mismo:



Hay varias causas a los dolores de cabeza. Por ejemplo, el estrés y la tensión
cuando me esfuerzo tanto como pueda “para estar” de cierto modo o de “para
hacer” tal cosa. El dolor de cabeza aparece frecuentemente cuando intento
demasiado fuerte de realizar algo o cuando estoy obsesionado por esto que
viene e inquieto por lo que me espera en el futuro. Vivo en este momento
mucha ansiedad y preocupación. Así puedo reaccionar a fuertes presiones
ejercidas por situaciones o acontecimientos que me rodean. Puedo vivir un
sentimiento intenso de fracaso, duda, odio de sí que da vida a la crítica y,
sobre todo la auto – crítica. Estoy cogido, “encajonado” en mi cabeza, no me
gusta lo que veo, y me juzgo con severidad, dándome a mí – mismo “golpes
de cabeza”. El dolor de cabeza puede provenir también de la negación y de la
supresión de mis pensamientos y de mis sentimientos que creo inaceptables o
desaprobados. O bien no tengo el valor de expresarlos, o sencillamente no los
escucho, porque racionalizo, intelectualizo todo lo que vivo. “Esto está bien,
esto está mal!”. Quiero quizás comprender demasiado, ir demasiado de prisa,
querer saber o tener respuesta a mis preguntas en seguida. Pero el tiempo
quizás no ha llegado aún y debo desarrollar mi paciencia y mi confianza en
que todo sucede en el momento justo. El dolor de cabeza expresa también
emociones negativas que están “cogidas en la trampa”, en mi cabeza, tales
como la inseguridad, el tormento, las ambiciones excesivas, la obsesión de ser
perfecto, que causan una dilatación sanguínea. Finalmente, si tengo miedo de
hacer frente a cierta realidad, podré encontrarme otro lugar en donde llevar mi
atención y huir, esto siendo el dolor de cabeza. Un dolor de cabeza al nivel
de la frente se referirá más a una situación en mi trabajo o vinculada a mi
papel social pero si se sitúa lateralmente (cerca de las sienes), más bien es mi
lado emocional (familia, pareja) el que está implicado. Cualquier sea la causa,
el dolor de cabeza está directamente vinculado a mi individualidad y debo
aprender a ser más paciente y más flexible hacía mí y los demás. “Mis ideas
son cada vez más claras”, y aprendo a dar el lugar que corresponde tanto a mi
intelecto como a mis emociones, para alcanzar el equilibrio. Entonces estaré
más en armonía conmigo mismo, me sentiré la cabeza más liberada y ligera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido