viernes, 29 de marzo de 2013

Un Arco Iris sobre Ávila en Viernes Santo

Señales

Hace días que tengo ganas de poner un ejemplo de señales con las que para mi se expresa la consciencia de la vida. Ayer, 29 de marzo y viernes santo, justo al frente de la ventana, apareció un precioso arco iris.

¿Es una señal?

Por supuesto, una señal no puede estar carente de sentido íntimo. Por esto, algunas de las relaciones tienen este carácter subjetivo, como no puede ser de otra manera. Una señal tiene que ver con lo que uno está viviendo, no puede ser en cualquier momento. En este caso, lo que más me llama la atención es la sincronía con el momento interior.

Cuando las cosas pasan, a veces no nos damos del todo cuenta, es luego, que tenemos en cuenta ciertas situaciones.

Momentos antes, en forma muy espontánea, Laura y yo, sentimos y asumimos un impulso positivo. Luego, nos fuimos a caminar, a pesar de que lloviznaba por momentos, "a tomar ozono", dijimos. Al volver, nos dispusimos a trabajar en la página de Unkido como hacía tiempo no lo hacíamos, aclarando contenidos, dándole vigor, y tengo que decir, que todo ese trabajo en conjunto, lo hicimos en forma muy armónica, y prácticamente, con un acuerdo silencioso. Por supuesto, no quiero abrumar con detalles de mi momento interior, solo decir que todo lo que estoy viviendo, resulta demasiado coincidente con este fenómeno.

Un arco iris sobre Ávila en Viernes Santo
Durante los primeros momentos de sentarme al trabajo, miré por la ventana de mi habitación, el viento llevaba las gotas livianas de acá para allá, precioso paisaje,..., ¡y allí presencié el momento en que apareció el arco iris! Todo un detalle de sincronía.
Corrí a la otra habitación para avisarle a Laura, y ahí sacamos esta foto, en la que no se ve lo intenso de los colores de este especial arco iris. Además, parecía estar enmarcando la ventana donde tenemos la sala Unkido. Hasta  veíamos el nacimiento del arco iris,  prácticamente, a unos metros de nuestro departamento, y su muerte un poco más allá.

Como dije, luego fuimos atando los distintos cabos sueltos, nuestro impulso previo, el viernes santo y este arco iris tan definido. Entonces, siendo muy prudente, voy a decir que, al menos, este fenómeno natural sí tiene condiciones para ser una señal. Sin embargo, voy a dejar la respuesta a consideración de cada uno.

Más adelante, y con la misma actitud inocente con la que hemos vivido todo esto, terminé este dibujo digital. Cuando concluí el nombre resonó en mi cabeza: El Día del Arco Iris. Y con esto me despido, sabiendo que por lo menos, he compartido un rapto de inspiración.

El Día del Arco Iris / José Mataloni / 2013

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido