martes, 7 de enero de 2014

Bucle Temporal

Soy un comediante, estoy hablando en público, y en cierto momento, digo algo que suena muy extraño, y esto crea sospechas sobre mi persona. Me doy cuenta que he ido más allá del límite, que incluso a mi me ha sonado real la falsa información y pretendo subsanar el discurso. 

Aunque intento dejar en claro que lo que dije era una especie de broma, la gente sigue sospechando de mí. Cuánto más lo intento y me esfuerzo, la gente duda más de mí. 

Al poco tiempo, pierdo mi trabajo por ser sospechoso, temido, o bien, denostado. Continuo cuesta abajo hasta que llego al final de mis días y allí, me dan la opción de poder continuar desde aquél punto donde la dije la broma pesada. 

Esta vez improviso otra cosa, digo que aquello lo dice otro, pero el disimulo crea aún más sospecha que la anterior aclaración, y nuevamente el futuro se torna negro, llego al final de mis días, (esta vez en menos tiempo), pero, nuevamente me dan la opción de regresar. 


Y así se repiten los intentos, uno tras otro, muchos para mi gusto. Hasta que por fin, en una vuelta, digo que así como yo soy sospecho y he creado la duda, todos lo somos cuando dudamos, pues, la duda es contagiosa. Cuando lo digo, por fin lo comprendo y esto logra que me salga del bucle temporal. Ahora vivo sin miedo, sin prestarle atención a ningún tiempo lineal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido