domingo, 12 de enero de 2014

Proyección

Cuando activas la visión del espejo, ya no puedes ocultarte, conoces el gran secreto: la realidad es lo que tú observas, lo que proyectas. 

Sí, de ti depende todo, pero recuerda que gran parte de tu consciencia está dormida, entonces, no esperes manejar toda tu proyección de un momento para el otro. Ante todo, toma una actitud tranquila ante esta realidad que desafía nuestra forma de pensamiento lineal. La consciencia tiene su propio ritmo de crecimiento y ese crecimiento irá marcando tu aprendizaje. 

Cuando trabajas el espejo, lo normal es que caigan primero los velos más próximos, lo que corresponde a nuestro entorno inmediato. Como verás, con eso ya tendrás suficiente trabajo. 

Puedes trabajar esta idea:

Todo lo que observo es un pensamiento mio expresado. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido