jueves, 22 de mayo de 2014

La trampa del tiempo




Muchas veces dejamos sensaciones internas, preocupaciones...etc. al “tiempo” como encargado de resolverlo. Nos decimos: “con el tiempo se irá”. Últimamente hay una trampa añadida que es: si estoy viendo cómo mi conciencia se hace cada vez más despierta, entonces, de aquí a que tenga que afrontar determinado reto, ya no tendré problema porque lo veré con otros ojos”. Es precisamente a esta última apreciación a la que le afecta “la trampa del tiempo”.

Especialmente para las personas que están trabajando internamente en este cambio de percepción, les puede suceder esto. Entonces se encontrarán que, si no trabajan ese tema “ahora”, el tema aparecerá, por muy “primario” que sea el tema, y por muy “evolucionada” que yo sienta mi conciencia. Y me diré: “¿cómo puede ser que esté viviendo otra vez esto? ¿he dado marcha atrás?” Definitivamente NO, no has dado marcha atrás, es simplemente que, como todo el tiempo es AHORA, si una energía no es observada “ahora”, se tiene que proyectar en lo que, para nosotros, es una apariencia de tiempo lineal, de modo que tarde o temprano nos encontramos con el asunto, y nos sorprenderá estar viviendo algo muy primario.

Por eso, si tienes una “preocupación” temporal, algo que está en un “futuro”, es mejor que AHORA le ofrezcas conciencia, que AHORA dejes que la conciencia lo observe, que sientas sin resistencias esa incómoda sensación que te produce, le des oxígeno, y ahí la puedas ofrecer a tu conciencia para que deshaga el error. Cuando aceptamos esa incomodidad, el descanso y el alivio posterior son altamente integradores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido