domingo, 11 de mayo de 2014

Pequeños detalles que ayudan mucho

La pequeña y encantadora "rosa de pitiminí"

Una práctica muy efectiva en la vida cotidiana es entregar las tareas del hogar al sentir del corazón. Antes de hacer cualquier cosa, unos segunditos para interiorizarnos, quedarnos en aquel lugar interior neutral, de paz, y a partir de ahí, actuar. Si antes de actuar estamos acompañados de preocupaciones y cargas, el resultado será acorde a ello; pero si vamos ligeros... ¡comprueba el resultado por ti mismo! y si quieres, compártelo con nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido