miércoles, 20 de abril de 2016

El potencial de lo Feo, de lo Cutre

Las personas que tenemos una fuerte identificación con el perfeccionismo, con ese anhelo de 7, o 7 cristalizado, nos puede suceder que tenemos un gran rechazo a lo FEO, o detallando más aún, como decimos en España, a lo CUTRE.

Cutre: definición
1: que es pobre, barato, de mala calidad, de mal gusto, de aspecto descuidado o sucio."un bar cutre; unos zapatos cutres; un apartamento cutre; una revista cutre; un tío cutre"
 
2: Espcoloquial
Que es tacaño o miserable."mira que es cutre, no es capaz de pagar un café ni por casualidad"

Como sucede con todo en este proceso, no es lo mismo NO ELEGIR algo, que excluirlo desde el vamos, porque me da una carga. Así, para un perfeccionisma, no elegir lo FEO es una CONDICIÓN, no una elección. Sin embargo, justamente el ASUMIR esa carga que me produce ver lo feo, lo cutre, me está ofreciendo un circuito para descritalizar ese 7.

FEO= 6+5+16=27

CUTRE= 3+22+21+19+5=70

Así el perfeccionista, o quienes tenemos identificador con este tipo de observador, nos pasamos la vida buscando la belleza, el arte, la sensibilidad; y rechazamos la contraparte de aquello que nos produce tanto disfrute. Vemos a las personas que no cuidan su aspecto, o que presentan sus cosas sin delicadeza, con cierto rechazo. Así, por ejemplo, le hemos podido dar más valor, en muchas ocasiones, a la belleza y perfección con la que esté hecha una película, o una obra literaria, que a la LÓGICA que aquella obra de arte nos muestra. De hecho, la palabra FEO nos muestra en los números que tiene el potencial de la lógica de un potencial.

Sin embargo, a medida que uno va asumiendo ese rechazo, ese desagrado, ese ASCO (40) que nos produce lo que se sale de nuestros patrones ideales, surge el descubrimiento de una belleza original, que no se maneja en las polaridades, sino que es absolutamente inclusiva con las FORMAS, y que viene como resultado de ver la LÓGICA que está más allá de esos elementos a los que antes sólo calificábamos justamente por su forma.

Así podemos ir viendo que siempre buscamos con la identidad esa belleza que intuimos, y la tratamos de recrear en un vano intento de acceder a lo que es imposible acceder exclusivamente desde el aspecto humano. 


Así, cuando no asumo mi propio margen de error, se me hace intolerable el márgen de error de los demás. 

La mirada del VACÍO hacia lo imperfecto, lo erróneo, lo dañado, lo despreciado, lo feo, lo cutre, lo que consideramos "de cuarta", o "de cuartos"... es el extraordinario regalo que ahora tenemos la posibilidad de disfrutar. 

Nota: hoy 20-4-2016 hace exactamente 127 años que nació A.Hitler, el cuál nos mostró a ese cuarto plano tremendamente intolerante con lo FEO =27, según su propio criterio.  

2 comentarios:

  1. Laura esta entrada me ha dejado en "efecto H", ya hace varias semanas que me estoy interesando por la historia de Hitler (no sabía porqué), y al leer esto, veo el enlace... Ya q asumo mi predileccion x lo bello, armonioso, la perfección... Soy Hitler, a mi manera!!!! :O

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja, bueno, al menos vamos depilándonos el bigotito viendo cosas. Besos corazón.

      Eliminar

Unkido