lunes, 18 de abril de 2016

Ver y no Validar

I
Lo que estás observado puede no ser de tu agrado, o por el contrario, sí lo es. Que sea de tu agrado o no lo sea, es una opción que tomas desde de la identidad. Este plano del ser es arbitrario, se mueve siempre dentro de la polaridad: es bueno “o” es malo, es lindo “o” es feo, me gusta “o” no me gusta. La identidad, siempre toma partido, tiene un punto de vista.
Detrás de la identidad, lo que subyace es desde dónde miras la realidad. Desde qué punto o posición estás mirándola. Según la miras, así la ves. Por eso, nadie observa lo mismo. Mejor dicho, desde qué “observadores”, ves cada acto de la realidad. Y desde la identidad, siempre verás una realidad parcial.


Digamos que los “observadores” pueden definir la realidad que observas. Estos observadores pueden ser neutros, o pueden tener una distorsión. Es decir, son una especie de gafas que interpretan lo que estás viviendo, en forma automática, bajo un punto de vista parcial. Como las que usas comúnmente, también estos anteojos ya vienen hechos. Lo que piensas ya está estereotipado. En este caso, desde sistemas de pensamientos que han crecido en el tiempo y en el consciente de la humanidad. Son enlaces con lo que ves, que han nacido desde la educación, la posición social, el país, etcéteras, es decir, respondes a una programación.

Por otro lado, validas lo que ves con tu observador de la realidad, le estás dando fuerza a lo que observas. Estás entrando en un laberinto, que como dije, es una perspectiva parcial y que ha sido concebida en el pasado. Y esto es sumamente importante para la percepción de la realidad. Es decir, ¡que aunque creas vivir en el presente, estás percibiendo pasado! Esa es la gran ilusión de la percepción de la identidad.

La cuestión, llevada a un punto de simpleza es, que si continúas viendo desde estos “observadores” que  están en el pasado, tu percepción no se puede abrir a la del fluir de lo realmente nuevo. Estás viviendo en una pequeña burbuja de la realidad, recreando sueños y pesadillas, de los que no sabes cómo despertar.

Sin embargo, cuando puedes enlazar un nuevo observador que no está en el plano de tu identidad, puedes salir del sueño o la pesadilla. Puedes tener una visión inclusiva, una perspectiva  imparcial, neutra.

II
Entonces, si validas, es decir, si das por hecho que lo que ves desde tu identidad parcial y condicionada es “real”, estás percibiendo y aceptando una realidad aparente. En cambio, si NO validas lo que ves desde esta identidad prefabricada, -es decir, si lo empiezas a poner en duda,- te puedes abrir hacia un nuevo observador de la realidad.

Ten presente que la cuestión NO es creer en algo que no ves, sino no validar lo que ves, la realidad aparente, la que ya existe previamente en tu capacidad de mirar la realidad.

El NUEVO OBSERVADOR
El NUEVO OBSERVADOR tiene que ser uno constantemente nuevo, de lo contrario, pues, sería uno ya conocido, obviamente. Y una vez más, “cristalizaríamos” lo que observamos como parte de lo recibido, como pasado. Para ver desde un nuevo observador, es necesario poder aceptar un espacio permanentemente abierto y distinto. Eso estaría por encima de lo ya “apresado” por la identidad. La buena noticia es que, principalmente, sólo tenemos que “permitirnos” ver desde un fluir que no esté condicionado. 

Si no puede, entonces, provenir de la identidad, ¿de dónde puede venir este observador? Pues de partes de la conciencia que aún no conocemos. Para ir presentándote a este NUEVO OBSERVADOR, voy a nombrar una parte de tu conciencia, de la que aún no eres consciente y tienes que esperar hasta que puedas asumirlo: el vacío, la nada.

Antes de continuar, he de decir, que este análisis de la conciencia proviene de una aplicación al Ser, - de la argentina Alejandra Casado -, de la ley del desdoblamiento del tiempo del científico francés Jean Pierre Garnier y es conveniente que veas los videos de ella para completar ésta información.

Este libro es una herramienta para que puedas hacer  un enlace con éste nuevo observador, es decir, con el vacío, con la no existencia. Para ello, vamos a resumir un poco de que se trata esta aplicación al ser de la Perspectiva Universal del Desdoblamiento de los tiempos. Este resumen, te servirá de plantilla inicial, la cual puedes sumar tu resonancia.


Consideremos que, aunque en realidad, la esencia es una sola, indivisible, el siguiente esquema es para  que nos ubique y para que podamos ir enfocándonos hacia la percepción de aquel nuevo observador."

Fragmento del libro "El Nuevo Observador"
de José Mataloni


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido