miércoles, 25 de mayo de 2016

Exigencia+Error

Exigencia= 78
Error= 78

 
La exigencia, tanto hacia uno mismo, como hacia los demás, es dirigida por un Juez=65 que gestiona los potenciales, pues pone límites en base a los parámetros,  o valores que instala en 4.

Me exijo una perfección de forma tanto inconsciente, como consciente, que llega en forma del pensamiento auto-exigente, o exigente con los otros. Así la persona, en lugar de situarse en la realidad en la que está, y en lugar de ver la realidad en la que está el otro, vive creyendo que siempre puede perfeccionarse a sí mismo, y a los demás. No asume lo que tiene delante, porque elige siempre la perfección que no tiene ante sí, y trata de corregirla antes de asumirla. 

Por supuesto, cuando alguien le muestra un error a una persona con este anhelo de perfección, éste no quiere escucharlo, pues se siente herido, ya que la observación que viene de fuera, éste la recibe y la procesa a través del Juez, que le provoca una enorme carga hacia el error, de modo que, o bien lo niega, o bien se defiende y se enoja, o bien se resigna y lo reconoce desde la culpa.

El encuentro con ese Juez nos va ofreciendo el acceso a los potenciales de la lógica, aquellos que él mismo limitaba. Así podemos empezar a ver el error realmente como un regalo; pero para ello, previamente tenemos que asumir que tomamos el error como una carga.

Exigencia (78) + Error (78) = 156

www.unkido.com

1 comentario:

Unkido