domingo, 6 de noviembre de 2016

Ser un Alguien a través del que Nadie escucha...

Tarde o temprano uno va soltándose, no solo de las ideas ajenas, sino de las suyas propias, las que creyó propias y están constituidas del pasado y de lo ajeno.

Tarde o temprano uno va dejando de recurrir al baúl de ideas que le ofrece la ideología, la religión, la espiritualidad, o la lógica. Y en ese acto de soltarse de esas ideas, permite que se vayan colocando en su verdadero lugar de Enlace, abandonando el lugar de Poder en el que las puso.

Así mismo, la identidad es un Enlace para servir al plano físico. La identidad se creyó que  debía buscar el éxito para sí misma, el bienestar propio y el de los que la rodean. La identidad creyó que el juego era para ella, creyó que la creación estaba para servirla, que el plano físico estaba para servirla. Ahora empieza a darse cuenta de que era al revés.

Así, la identidad colocada en su trono, coloca en lugar de Poder a los que simplemente son Enlaces. A aquello que es Puente, lo coloca en lugar de Gobierno. No es la izquierda o la derecha las que tienen el problema, es que convertimos un Enlace en un núcleo de poder, y ahí distorsionamos las capacidades auténticas que cada una tiene. Le damos capacidad de Gobierno, en lugar de Administración.

La identidad ha opinado siempre mucho, tiene un ideario opinativo sobre casi todo, en función de sobre qué parámetros esté constituida. Opina tal y cual cosa si se sustenta sobre A, opina tal y cual otra si se sustenta sobre B.

La izquierda tiene su ideario opinativo, y la derecha el suyo propio. Sin embargo, las personas que constituyen los partidos, empiezan a mostrar las diferencias con los idearios impuestos. Porque existe una persona común debajo de cada elemento que trata de ponerse como representante de un ideario. Esa persona común, tarde o temprano, empieza a descascarillarse de la identidad que lo veló, que lo confundía con mil y una ideas que nunca consideró propias pero que trató de convencerse de que lo eran, para sentirse dentro de alguna manada que lo protegiera. Porque si mostraba que, en realidad, pensaba distinto, podía sentirse fuera del círculo. 

“Nadie te puede ayudar”, decimos, “Nadie te escucha”... sí, pero fíjense qué extraordinario es ser un Alguien a través del que Nadie escucha al otro. Es completamente distinto. Porque cuando nos enlazamos con una derecha en distorsión, nos olvidamos que la izquierda tiene capacidad de mostrarnos los vínculos genuinos entre los seres humanos.

Ese Ayudador distorsionado es combustible de capacidades de respuesta desde vínculos naturales. Cuando el “Ayudador” y el que dice “cada uno que se las apañe como pueda” empiezan a ser asumidos al mismo tiempo, cuando podemos percibir esta polaridad sin elegir una vía como la correcta, entonces izquierda y derecha empiezan a quitarse las capas de cebolla de sus idearios opinativos internos. 

Fragmentos del Trabajo con Dossieres
Puedes adquirir los dossieres del 1-8 en este enlace (incluye links a videos explicativos)
http://www.bubok.es/libros/249856/ABRIENDO-PUNTOS-PRIMER-CICLO-DE-GRUPOS-DE-TRABAJO-CON-DOSSIERES 

Para Argentina: http://www.bubok.com.ar/libros/199924/ABRIENDO-PUNTOS-PRIMER-CICLO-DE-GRUPOS-DE-TRABAJO-CON-DOSSIERES

1 comentario:

Unkido