miércoles, 16 de enero de 2013

Conciencia y ADN

El hombre es una creación maravillosa, todavía en fase potencial. Sólo un pequeño porcentaje de nuestra consciencia está despierto, algunos hablan incluso de un tímido 2%...

Cuando no entendemos algo, preferimos cerrar los ojos y negar aquello. Lo hemos hecho con todas las cosas que desconocíamos. Cuando algunos supieron que la tierra no era plana, ni el centro del universo, mucho mantuvieron la seguridad de la falsa creencia, y hasta se burlaron del nuevo postulado.





Hace pocos años, igualmente, se decía que nuestro ADN contenía información "basura", sólo porque no podemos entender el sentido de por qué está esa información "potencial" allí. En realidad, tenemos una proporción activada del ADN, similar a la proporción de consciencia despierta.



Nuestro ADN es un fractal de nuestra nivel de consciencia.

Como sucede también con el agua, este fractal puede variar, de acuerdo a la vibración de nuestra energía vital; esta impronta se da a través de  pensamientos, emociones, es decir, del sentir general del ser, o de la persona.





A continuación vemos una muestra del experimento del Doctor Masaru Emoto, donde se muestra la formación de estos cristales ante distintos estímulos:



De manera similar se comparta nuestro organismo ante los estímulos de la consciencia. Cuando el estímulo es hacia el despertar de la consciencia, en nuestro ADN se activan porciones de lo que antes considerábamos ADN basura.



 
   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido