viernes, 25 de enero de 2013

El Juego de Rol

Enlace a la Revista Esfinge
Imagina que tu cuerpo es el centro de comando de una consciencia más amplia. Es como un cuerpo mucho más grande que lo rodea, vamos a llamarlo el yo cuántico, y abarca incluso lo que entiendes como entorno.

No es que no lo percibas, te puedes dar cuenta de muchas maneras, a las que llamas conocimiento intuitivo, pero tu atención cotidiana está concentrada en el centro de comando, situado en la visión intelectual.

Esa visión está aún desarrollándose, y como es incompleta necesita sentirse fuera de toda visión holistica, para así desarrollar sus habilidades individuales. Sin embargo, llega un momento en el que el intelecto llega a sus confines, o bien, puede abrirse hacia aquella esfera voluntariamente y dar un salto cuántico hacia ella en cualquier momento. Incluso, en este caso, no importa cuánto sepa el intelecto particular, ni cuánto haya madurado, o se haya desarrollado, lo único que tiene que comprender es que el centro de comando responde a las directivas del cuerpo mayor...

Y la identificación con uno y otro yo es determinante a la hora de elegir entre el temor y la confianza. Ahora, cada uno decide cómo seguir este cuento, o esta especie de juego de rol que hemos planteado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido