sábado, 9 de marzo de 2013

Sentir y vivir la prosperidad

Para poder sentir y vivir la prosperidad no es ninguna ciencia exacta, pues, hay muchísimos factores a tener en cuenta y que hacen imposible generalizar alguna manera. Aunque no haya recetas, estas son algunas ideas prácticas para poder transformar nuestra creencia hacia la prosperidad.

Lo primero es preguntarnos qué es prosperidad, y no estoy diciendo que sea una pregunta que pueda ser contestada en un momento. Implica una larga reflexión, cambiar paradigmas de pensamiento, cambios de actitud, como poder disfrutar de lo que tienes, etc.

Lo segundo es que hay que disociar la idea que relaciona en forma tan obsesiva prosperidad con el acopio de dinero. Esto no significa rechazar el dinero, o que deje de ser un objetivo natural y simbólico, simplemente, estoy señalando hay muchos otros motivos para sentirse próspero, agradecido, y seguros de nuestra riqueza.

Como tercer punto, me inclino a señalar que estamos contaminados con ideas que generan escasez, y además, es posible que también estemos viviendo una purga de intenciones materialistas que son como pruebas. Es necesario limpiar nuestro sentir de vibraciones densas.



Por último, una idea que puede cambiar tu percepción de la economía: cada vez que hagas algo, ofrece eso a la divinidad, sabiendo que es tu único jefe y que se encargará de lo que recibas a cambio. Lo tiene que hacer sin esperar nada, y libre de otras intenciones. Por supuesto, esto es el ideal, se puede decir que cuantas menos ideas contaminantes tengas, la energía circulará en forma más natural. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido