miércoles, 3 de abril de 2013

La Terapia del Ego, nota dos

Es una prioridad en la terapia del ego, restablecer el vínculo con la consciencia universal, dios, o como cada uno quiera llamar o entender esa fuerza invisible. Nuestra fe, para ser más preciso, se puede haber ido desvencijando con el tiempo, o de manera abrupta ante un hecho personal dramático. También podemos mencionar, y solo mencionar por ahora, las interferencias del inconsciente colectivo, como por ejemplo, la creencia en la crisis. Todo eso desmorona el puente hacia lo invisible. Y esas fuerzas invisibles son las que necesitamos para poder enfrentar los desafíos del presente, porque sin ella, el pensamiento se dirige a lugares baldíos, nos sentimos afectado y más concretamente, la energía vital no está conectada a la fuente, resulta débil y no tenemos fuerza para mantener o restituir la salud. 

Sirva este pequeño pequeño párrafo para recordarnos que ese encuentro con nuestro interior puede y es mejor que sea algo cotidiano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Unkido