miércoles, 16 de noviembre de 2016

Libros para Mutantes: Opciones de compra






LIBROS PARA MUTANTES de Unkido

¿Cómo puedo adquirirlos?

Depende de en qué lugar estés y qué formato elijas.

*Para el formato en pdf tienes las siguientes opciones:

-Puedes hacer un ingreso del precio correspondiente al libro que desees, en la dirección de Paypal eventosunkidolgc@gmail.com. Los precios de cada libro los puedes ver en www.unkido.com/libros. Después nos envías un correo electrónico a esa misma dirección, y te enviamos el archivo pdf.

-Puedes también, si estás en Argentina, descargar los pdf a través de www.bubok.com.ar/autores/laurafdez

*Tienes también los libros disponibles en kindle Amazon. En www.unkido.com/libros están los enlaces de descarga.

*Si quieres el Ejemplar Físico, tienes distintas opciones:

-Puedes pedirlo directamente desde Amazon, a cualquier parte del mundo. Encontrarás los links a Amazon en www.unkido.com/libros, en la imagen del libro que desees comprar.

-Para Argentina tienes dos opciones:
Si estás en Córdoba, contacta con José Mataloni en eventosunkidolgc@gmail.com y él te dirá los libros que tiene disponibles en ese momento. Solo hace entregas en Córdoba.

-Para el resto del país puedes hacer el pedido a través de www.bubok.com.ar/autores/laurafdez

-Si estás en España o en Europa, y no quieres hacer tu pedido por Amazon, puedes contactar con Laura F Campillo en contactounkido@gmail.com, y te envía el ejemplar que pidas a tu dirección.

domingo, 6 de noviembre de 2016

Ser un Alguien a través del que Nadie escucha...

Tarde o temprano uno va soltándose, no solo de las ideas ajenas, sino de las suyas propias, las que creyó propias y están constituidas del pasado y de lo ajeno.

Tarde o temprano uno va dejando de recurrir al baúl de ideas que le ofrece la ideología, la religión, la espiritualidad, o la lógica. Y en ese acto de soltarse de esas ideas, permite que se vayan colocando en su verdadero lugar de Enlace, abandonando el lugar de Poder en el que las puso.

Así mismo, la identidad es un Enlace para servir al plano físico. La identidad se creyó que  debía buscar el éxito para sí misma, el bienestar propio y el de los que la rodean. La identidad creyó que el juego era para ella, creyó que la creación estaba para servirla, que el plano físico estaba para servirla. Ahora empieza a darse cuenta de que era al revés.

Así, la identidad colocada en su trono, coloca en lugar de Poder a los que simplemente son Enlaces. A aquello que es Puente, lo coloca en lugar de Gobierno. No es la izquierda o la derecha las que tienen el problema, es que convertimos un Enlace en un núcleo de poder, y ahí distorsionamos las capacidades auténticas que cada una tiene. Le damos capacidad de Gobierno, en lugar de Administración.

La identidad ha opinado siempre mucho, tiene un ideario opinativo sobre casi todo, en función de sobre qué parámetros esté constituida. Opina tal y cual cosa si se sustenta sobre A, opina tal y cual otra si se sustenta sobre B.

La izquierda tiene su ideario opinativo, y la derecha el suyo propio. Sin embargo, las personas que constituyen los partidos, empiezan a mostrar las diferencias con los idearios impuestos. Porque existe una persona común debajo de cada elemento que trata de ponerse como representante de un ideario. Esa persona común, tarde o temprano, empieza a descascarillarse de la identidad que lo veló, que lo confundía con mil y una ideas que nunca consideró propias pero que trató de convencerse de que lo eran, para sentirse dentro de alguna manada que lo protegiera. Porque si mostraba que, en realidad, pensaba distinto, podía sentirse fuera del círculo. 

“Nadie te puede ayudar”, decimos, “Nadie te escucha”... sí, pero fíjense qué extraordinario es ser un Alguien a través del que Nadie escucha al otro. Es completamente distinto. Porque cuando nos enlazamos con una derecha en distorsión, nos olvidamos que la izquierda tiene capacidad de mostrarnos los vínculos genuinos entre los seres humanos.

Ese Ayudador distorsionado es combustible de capacidades de respuesta desde vínculos naturales. Cuando el “Ayudador” y el que dice “cada uno que se las apañe como pueda” empiezan a ser asumidos al mismo tiempo, cuando podemos percibir esta polaridad sin elegir una vía como la correcta, entonces izquierda y derecha empiezan a quitarse las capas de cebolla de sus idearios opinativos internos. 

Fragmentos del Trabajo con Dossieres
Puedes adquirir los dossieres del 1-8 en este enlace (incluye links a videos explicativos)
http://www.bubok.es/libros/249856/ABRIENDO-PUNTOS-PRIMER-CICLO-DE-GRUPOS-DE-TRABAJO-CON-DOSSIERES 

Para Argentina: http://www.bubok.com.ar/libros/199924/ABRIENDO-PUNTOS-PRIMER-CICLO-DE-GRUPOS-DE-TRABAJO-CON-DOSSIERES

jueves, 13 de octubre de 2016

Asumir las consecuencias.

Uno de los principales interruptores de un acceso directo con el vacío, es el bucle en el que se mete la persona que toma una deción, pero después se encuentra con las consecuencias de esa decisión, y le apabulla la perspectiva distorsionada de 4 que tiene ante la decisión que ha tomado.

Voy para allá, por ejemplo, porque tomé la decisión de ir para allá, y cuanto más propósito tiene esa decisión, más observadores de 4 van a saltar a verme. Justamente se trata de eso, de conocer la lógica de lo que me va a suceder ante este tipo de decisiones, para que pueda permitir esa patrulla de 4 sea vista sin validar, y me permita saber qué era todo aquello que me impedía ir suelto.

Esa patrulla de observadores de 4, que asaltan con las dudas, la culpa, el miedo y otros interesantes amigos, son las “consecuencias” a las que no me enfrentaba cuando no tomaba las decisiones que ahora tomo. Por eso no iba para donde tenía que ir. Entonces, me movilizaba por la patrulla, para no sentirla.

Esto es muy importante para que la frecuencia 34 global, se ponga funcional a deshacer la ley de 4. Por ejemplo, los miedos que me asaltan ante el sistema, lo que me puede pasar si me salto una norma, si me veo fuera de los límites de esas normas de 4, las consecuencias que eso tiene, no las quiero asumir, entonces no me libero de esos límites. Pero a medida que asumo las consecuencias, lo cual quiere decir que asumo a la identidad asustada ante las amenazas de 4 por no ser un niño obediente, ahí estoy empezando a liberarme de forma profunda y real del yugo de cumplir o, también, del yugo de ser rebelde ante 4, que es lo mismo.

Asumir a este patronato de observadores nos da acceso a que pasemos de una percepción mental de 3, a una percepción de plano 5.

Justamente, consecuencias suma 135.

Ahora llevamos un observador de 7 que todo aquel "asumir las consecuencias" que 4 nos proponía desde la responsabilidad y el sufrimiento, lo barre con su observación, lo desmantela para ofrecernos oxígeno y una nueva percepción. No es ya la identidad la que se EN CARGA de las consecuencias, sino 7 quien DES CARGA el potencial de la patrulla de 4 para hacer con ellos algo completamente distinto. 

miércoles, 12 de octubre de 2016

ACCESO DIRECTO 2

Está bueno no confundir al inhumano con un 4 cabreao (traduzco: “una identidad con los webos como ruedas de tractor, de que el inhumano lo maneje pacá y pallá para divertirse”). Si aún no me asumí a mi humano, porque me da carga el humano ajeno,¿cómo voy a asumir al inhumano que me habita? Y, nuevamente ¡oh, paradoja! si estoy viendo esta realidad, a mi humano cabreao, ya estoy asumiendo un poquito más al inhumano al ser consciente de lo que me pasa.

El inhumano es el que se ríe hasta del cabreo de la identidad, y a ése, no se le empieza a ver la puntita hasta que no me doy cuenta de que no es que se desmantelen los programas recreándome en lo muy liberado que estoy y en lo poco que me afectan ya las cosas
(lo cual también es cierto, y está muy bueno, pa qué nos vamos a engañar), sino que además, sigo observando en lo más profundo las raices de las ramas que he ido podando y que me hacen ir un poco más ligero. De hecho, al inhumano le gusta hacer creer al humano que está alcanzando una identidad ligera y convergente. Se lo pasa bomba con eso.

No confundamos podar las ramas con atravesar las raices.

Es de VER LO QUE ES mi diseño, desde su más profunda raiz, de lo que viene la consecuencia de una nueva percepción y sobre todo, el ACCESO DIRECTO a la conexión con el vacío.

Si no veo esto, cuando me viene el envión del vacío, ansioso por hacer de mí lo que le dé la real gana, porque sabe que puede hacerlo, me puedo creer que “voy mal”, porque no estoy tan ligero como otros, será que no estoy aplicando bien la ley.... bla bla bla. Y ahí puede ser que entre en un bucle por validar la idea de que me debería ir ligerito, y me va densito. Hago del túnel al acceso directo, un BUCLE, porque me creo la trampa de que yo no, y otros sí....

No nos engañemos, no es lo mismo estar más ligero porque las cosas me van mejor en lo lineal, porque como sigo de la manita de mami 4 me compensa con futuros “agradables” por ser un buen hijo, que estar más ligero porque atravesé y transité lo descarnado de mi trastienda, y empieza a no importarme genuinamente de qué palo viene la experiencia, si positiva o negativa, porque ya veo “algo” que hace maravillas de cualquier cosa que me pase y porque, sobre todo, solté la mano que mecía mi cuna, y lo más importante, asumí las consecuencias que soltar la mano implica.

Y sí, estar en un lugar o en otro no importa en absoluto, lo que sí importa es reconocerme en las coordenadas exactas, porque no tengo que hacer esfuerzo alguno para ser más valiente, para tirarme al ruedo del vacío, para tener un proceso genuino, más rápido o más o menos visible. Porque si me veo más cobarde que la mierda, pero sé que es un marcador, me veo un pazguato bondadoso, pero sé que es otro marcador, me veo manipulable, confundido, perdido, veo que tengo miedo de soltarme de la manita de 4... pero sé que es mi combustible, entonces el cuento es otro muy distinto. Y es precisamente de VER todo esto, que la cosa se pone a MUTAR EN SERIO. Y de forma infinitamente más fácil y menos esforzada que lo que la identidad se cree, y menos aún, mucho más sencillo que el galimatías que se hace la mente al respecto.

La identidad se dice “sí, ya está, me lancé al vacío... pero que no pase ni x, ni y, ni z, por favor Dios mío, niño de Atocha, virgen de Guadalupe! que no me pase eso...” y lo va a decir, y está INCLUIDO también que lo diga. La diferencia está en que cuando la identidad dice eso, yo me crea que ya salté al vacío e ignore la segunda parte de la frase. Cuando incluyo a la segunda parte de la frase, ahí ME ESTOY VIENDO, y verme, sabiéndome un paquete software evolutivo cagadito por las patas por el futuro temeroso que mi propio juego interno tiene ganas de seguir construyendo, permite que eso se convierta en combustible hacia otra cosa inifitamente más grande y absolutamente DESCONOCIDA para la identidad. 

El VACÍO se merienda nuestras distorsiones, y solo tenemos que marcárselas. Así la cooperación se hace jugosa, ligera, amorosa.

No es que “yo ya no tengo miedo”, no es que “yo ya no tengo un interés económico”, no es que “yo ya no me preocupo”, “a mí ya no me importa lo que piensen los demás...”, es que, veo a la identidad que le pasan esas cosas, pero las VEO despegadamente, y veo cómo el vacío hace rico combustible con ellas, así que, no las sufro en absoluto. Lo cual es muy distinto a la idea de la identidad de alcanzar un estado ideal. Veo cómo con el miedo me hace un camino de libertad, cómo con el interés de ganar dinero que me reconozco honestamente, me otorga una percepción de mi economía como consecuencia de cómo tengo nivelados interiormente mis cables, veo cómo de la preocupación por el otro hace rico guiso que libera a aquellos por los que antes me preocupaba y, sobre todo, veo que el cómo me importa lo que piensen los demás, me da una autopista a la autorreferencia.

Un TODO INCLUIDO es eso, un todo incluido: TODO.

ACCESO DIRECTO 1

Lo que no se aprende de mirar a quien tienes al lado, y comprender el propio diseño que se exalta, o se aflige, o se apena, o se... o se... no se comprende de conocer el desarrollo lógico del prefijo que tenía la antigua Yugoslavia en el año 1930, o de leernos a la gente que escribimos o hablamos de estos temas, aunque esto, paradójica o no paradójicamente, también tenga una función y una utilidad, y descubrirlo sea extraordinario.
-"Sí, ya lo sé" "eso ya lo vi" "yo ya lo tengo claro""obvio!"...
En realidad, a veces creo que esto es tan sencillo que da calambre, dentro de la absoluta y profunda complejidad que hemos creado. Me da miedo mirar, y por eso no veo. Me da miedo sentir, y por eso no veo. Me da miedo VER y por eso, no veo.
No es lo mismo saber, o darse cuenta, que VER profundamente a mi diseño operando. Ese tipo de VER no es producto de un desarrollo mental, ni de un discurso interno, ni del resultado analítico de que 3 y 24 hicieron raiz cuadrada a 8, sino que es producto de darse cuenta que el discurso interno me impide VER. No es lo mismo SER esa manivela mental (pienso, luego existo), que VER esa manivela mental.
Mientras no quiera VER dentro de mí, o siga sin asumir la vergüenza que me da equivocarme, exponerme, hacer el canelo ante los que quiero, ser el estúpido que siempre tapé... voy a necesitar una “mano que meza mi cuna”, alguien a través de quien conectarme conmigo mismo. Sí, suena incoherente, así que, la identidad lo ve en los demás, describe a los demás como ovejas obedientes, como loros de repetición, y dice “yo ya lo pasé”, “ya me solté” ”yo soy independiente” “yo no me ato a nadie” “yo voy por libre”... pero la raiz sigue absolutamente cómoda, porque ese “yo” que lo dice, está precisamente asentado en lo profundo del inconsciente atado a mami 4, en referencia externa.
Porque el culito se me aprieta, porque da mucho vértigo saber que el ACCESO DIRECTO viene atravesando por esa especie de túnel de vacío feo y frío que no tiene la compañía poética de palabras bonitas. El acceso directo me vincula aún más al otro, y me hace ESCUCHAR al otro en autorreferencia.
Ahí, en medio de la decisión de entrar ahí donde nunca entré, se gesta una Lógica extraordinaria que te permite VER el número, a la antigua Yugoslavia, o al mercado de abastos de tu ciudad, desde otro lugar absolutamente nuevo que te informa. Pero sin la interpretación mental en medio. Si la percepción del número no es INMEDIATA, si necesito pensar para entender qué me dice el número, mejor ni te molestes en perder el tiempo.
La esencia, la base del proceso, está en encontrar mi ACCESO DIRECTO. Lo demás te viene dado, con la más sencilla y amable de las percepciones: la que viene a ti.

miércoles, 28 de septiembre de 2016

GRUPO DE TRABAJO 1: REFERENCIA EXTERNA "EL SANTO Y LA ECONOMÍA"


GRUPO DE TRABAJO 1:
Esta propuesta incluye el envío de dos dossieres: 
1,"OBSERVAR LA REFERENCIA EXTERNA: Despresurizando la Herida" y
2,"Lógica de la Economía en Referencia Externa"
Y el envío de un vídeo con explicaciones al respecto del acceso al inconsciente de la economía lineal. 

Si resuenas con esta información y quieres hacer este trabajo, escribe a contactounkido@gmail.com para inscribirte. El aporte económico es de 15 euros, y puedes ingresarlo por Paypal a contactounkido@gmail.com, o bien por ingreso en cuenta corriente o Western Union (Para estas dos opciones escríbenos para que te demos los datos).

Te enviaremos el pdf con los dos dossieres y también tendrás acceso a un grupo de wasap creado para compartir dudas y aportes sobre aquello que vamos biologizando y comprendiendo desde lo profundo.


martes, 27 de septiembre de 2016

Dossier de Trabajo 1: "OBSERVAR LA REFERENCIA EXTERNA: Despresurizando la Herida"

Dossier de Trabajo 1: "OBSERVAR LA REFERENCIA EXTERNA: Despresurizando la Herida"

En base a la información que comparto en este vídeo adjunto, y al tema de estos receptores con mucha referencia externa, he creado un dossier de trabajo como herramienta para observar en más profundidad un tema que es muy amplio.

He considerado que con este dossier podemos hacer una mirada mucho más profunda que la que se produce con los artículos publicados en el blog, y redes sociales, reconociendo que todos estos aportes tienen funciones distintas. El artículo abre el punto, y en el dossier podemos poner una lupa en ese punto y permitir una mirada más allá, que nos permita también una comprensión que da lugar a que la identidad vaya asumiendo su verdadero lugar.

Este Primer Dosier, lo he titulado "Observar La Referencia Externa: Despresurizando la Herida". Especialmente dirigido a personas cuya estructura mental está muy enfocada a dar validez a opiniones externas, para que esta observación pueda ir enfocando, poco a poco, hacia una auto-referencia más sólida.

El primer trabajo va a incluir el Dosier 1 y también el Dosier 2, en el que trataremos LA LÓGICA DE LA ECONOMÍA, y empezamos a ver el Inconsciente del Circuito económico, además de un vídeo sobre el tema económico.

Si resuenas con esta información y quieres hacer este trabajo, escribe a contactounkido@gmail.com para inscribirte. El aporte económico es de 15 euros, y puedes ingresarlo por Paypal a eventosunkido@gmail.com, o bien por ingreso en cuenta corriente o Western Union (Para estas dos opciones escríbenos para que te demos los datos).

Te enviaremos el pdf con los dos dossieres y también tendrás acceso a un grupo de wasap creado para compartir dudas y aportes sobre aquello que vamos biologizando y comprendiendo desde lo profundo.


 

Ver y No Validar: Los Tránsitos del Proceso

Asumir la Vulnerabilidad
(Fragmentos del libro "Ver y No Validar", de José Mataloni
Vulnerabilidad = 137
Es una bisagra mental (13) que deja entrar al plano 7. La vulnerabilidad es otra resistencia, una mental, enmascarada de victimismo y conmiseración, y de varios observadores más. Toda esa carga que sentimos como vulnerabilidad, cuando empezamos a incluirla en lo que vemos, a permitirnos sentirla sin juzgarla, entonces, se convierte en un combustible para el vacío. Vacío que nos va dejando espacio en ese plano 3 que ya no vemos tan lleno y es cada vez más integrador.
De acuerdo a lo que hemos expuesto, no tienes que hacer un esfuerzo por salir de la vulnerabilidad. Cuando te sientes vulnerable, tómalo como una anticipación de que se te está desmantelando el diseño, ante la presencia del Observador Original.

De hecho, sin transitar lo más vulnerable dentro de uno mismo, no tenemos acceso a la percepción original. La vulnerabilidad es resultado de la referencia externa. Cuanto más puesta tengo mi referencia en las normas externas, más vulnerable me siento. A medida que voy asumiendo esa vulnerabilidad, y a medida que voy dando menos y menos credibilidad a la norma que me exige, entonces voy funcionalizándola, y se me va generando un circuito en lo biológico que hace que la percepción original pase de estar cristalizada por la norma, a que sea VIVA.

Es la propia identidad la que se siente vulnerable. 

La Despresurización
Despresurización = 210
Cuando la identidad se entrega al origen, al contrario de lo que sospechaba en sus resistencias, se comienza a despresurizar la carga o el esfuerzo que hace, cuando no conoce al Observador Original. La frecuencia que la palabra nos muestra es el universo base 21 en punto 0. El universo base 21, que es una especie de nueva versión, o recreación del universo base 12, pero al contrario de él, en el universo base 21, uno se ve a sí mismo.

En el universo base 12, la unidad (1), desarrolla la polaridad (2), cuando esto se completa, se empieza el camino de vuelta, entonces, la polaridad (2), va buscando de nuevo la unidad (1).

En todo caso, en la frecuencia 210, lo que percibes está en un estado neutro. Uno es consciente de lo que es. Y también podemos ver que se nos va creando un circuito para que el desdoblado pueda estar en punto 0. Esto nos proporciona oxígeno en los planos más lentos, por eso, sentimos la despresurización como algo que nos da una sensación de liviandad.

Este proceso de despresurización dependerá de cada receptor; en algunos casos, puede ser rápida, y en algunos otros se pueden dar un proceso lento, puede ser una comprensión espontánea, o un largo periodo de aprendizaje. Para ese segundo caso, quizás donde hay más resistencia, es importante que puedas prestar atención a los pequeños detalles en los que vas a ir sintiendo la despresurización. Ese darse cuenta “de estos pequeños detalles”, por ejemplo, acciones en los que ya no reaccionas como antes, una descarga en la emotividad, menos nostalgia… etc. Este darse cuenta de lo pequeño sirve para no caer en validar la idea de “a mí este proceso no me funciona”, por ejemplo, u otros enmascaramientos de los observadores más lentos.

En retrospectiva puedes ver tus avances cada vez con más claridad, pero si no te das cuenta de ellos, de las pequeñas despresurizaciones, lo mejor es, para nosotros, que no fuerces el querer que “los avances” se produzcan. Esto es también la mirada de la identidad. 


 Link de descarga en Argentina: http://www.bubok.com.ar/libros/199786/Ver-y-No-Validar-La-Semilla-de-una-Nueva-Percepcion

Nuevo Libro Unkido: "Ver y No Validar: La Semilla de una Nueva Percepción", de José Mataloni y colaboración de Laura F Campillo




miércoles, 20 de julio de 2016

Libros en Colombia, México y Argentina

Os informamos que en estos links tenéis disponibles tanto para descarga en pdf como para pedir el libro impreso, los siguientes títulos en Colombia, México y Argentina:

El Espíritu Económico, Los Fotogramas Invisibles: La Observación y la Economía en Convergencia, Los Evangelios Perdidos de Divina Buenaventura Estupefacta y Honestidad Bruta

Colombia: http://www.bubok.co/autores/laurafdez
México: http://www.bubok.com.mx/autores/laurafdez
Argentina: http://www.bubok.com.ar/autores/laurafdez

En cuanto al libro "El Efecto Vacío", y también "Honestidad Bruta" están disponibles ejemplares físicos para Argentina y países hermanos con Claudia Moreno en el email: claumorena271@hotmail.com

En Chile "El Efecto Vacío" está disponible con Analía Molinari en el correo: analia.molinari@gmail.com

 En España y resto de Europa y del mundo: contactounkido@gmail.com





jueves, 7 de julio de 2016

La nueva es Misma Moneda

La percepción que tengo del mundo desde la identidad, está al revés que la percepción anterior. Pero eso que exploro como nuevo y lo también viejo, son extremos de un movimiento, que es uno solo. Y sospecho que ambas partes son irrealidades.

Es decir, la percepción anterior del mundo conocida, la “clásica”, la que conocíamos como la configuración establecida, aún convive con la configuración de estos de nuevos paradigmas. Pero mi percepción de estos nuevos paradigmas, son parte de los extremos de aquella versión clásica. Los nuevos extremos, completan un círculo que la parte anterior hubo iniciado.
Y sentimos cómo todo ha dado vuelta, unos nos damos cuenta antes, otros después, unos en forma acelerada, otros en forma paulatina, pero todos podemos notar el cambio.

En general, el paradigma anterior se extendió en el tiempo, en cambio, el nuevo paradigma se expresa con una vertiginosidad inusitada, la que anuncia que este nuevo paradigma va a volver a girar, a ser distinto. Sin embargo, las dos versiones, son parte de lo mismo, como si fueran la izquierda y la derecha de una sola entidad. Lo que antes daba por hecho, ahora se ve cuestionado.

Sin embargo, las dos partes, como dije, son una misma cuestión, modelo y anti-modelo, las dos  caras de una misma moneda, que se expresan para conocer que esa moneda es una ilusión, puesta al derecho y al revés, pero son lo mismo.

Ambas partes, tienden a ser caducas, en poco tiempo, para dar paso a una nueva percepción de la realidad, la que sospecho que ni imaginamos.


El tema está en cómo asumir o caminar por este tránsito de la moneda y la anti-moneda, este cambio de la percepción consciente e inconsciente, hasta que se pueda instalar la nueva versión, la que está más allá de lo que imaginamos.  Es decir, no es la nueva versión, ni la vieja, hacia donde vamos. 

miércoles, 29 de junio de 2016

"Corona de espinas" NEURO-LÓGICA






Referenciarse al diseño es la cosa más fácil del mundo, porque al estar insertado en la identidad de uno como PROPIO, uno puede tener la sensación de elegir, de libre albedrío, de auto-referencia, cuando hay mucha identificación con el hecho de que YO soy ese diseño, así que, hago lo que quiere ese YO, hago lo que me da la gana a mí, sí, pero ¿soy ese MÍ?

La cuestión es que en las profundidades de ese YO tenemos una especie de “corona de espinas” que es el pensamiento que nos CONDICIONA, y que hace que tengamos la ilusión de percibir que somos libres de elegir lo que en realidad nos está condicionando.

La corona de espinas de “Dios” en 4, está custodiada por la CULPA=55, que cierra o abre el acceso a este plano. Así, la persona que tiene ese círculo muy bien atado en su inconsciente, limitado por las condiciones o leyes de Dios, cuando hace algo que se sale de esos límites siente CULPA. Si no funcionalizo esa carga qué sucede?, digamos, si la cargo. Entonces, la gestiona 4, de modo que ahí tenemos la cooperación de Dios y el Diablo en planos más abstractos. (Recomiendo altamente la serie “Lúcifer”, muy ilustrativa en este sentido)

Todo lo que se sale de la Ley de Dios, lo CASTIGA el Diablo. Así, a quien siente culpa, esa culpa no funcionalizada le abre tiempo para experimentarla, de modo que proyecta un CASTIGADOR, que es el “trabajo sucio” que el Diablo le hace a Dios, personificándolo.

Digamos así, que algunos somos CREYENTES INCONSCIENTES aunque en nuestro consciente creamos no serlo, porque esas tablas de la ley se imprimieron los mandamientos.

Otra cuestión es que esa corona de espinas es una copia de las Leyes del Origen. Ante la sensación de ausencia de mi origen, plano 4 hace una copia de lo que me pertenece en esencia: armonía, amor, ausencia de conflicto, desapego material...etc.

Entonces, cuando copia, por ejemplo, el desapego material, lo que da como resultado es pobreza. A menor auto-referencia, o mayor corona de espinas, más pobreza, ya sea concreta, ya sea porque lo que tengo tengo miedo a perderlo, pues la corona no me deja ver los potenciales que me ofrecen lo que necesite en cada momento. Digamos, generalizando brutamente y con todo su margen de error para que se entienda, que el rico nos parece “malo” porque coloca la corona de espinas en otros, utiliza los valores para obtener su propio beneficio, y el “pobre” nos parece bueno porque la porta, ES los valores.

Una persona que se deja operar por el vacío va SOLTANDO todos sus bienes y sus apegos a ellos desde el abstracto, lo cual no te hace necesariamente pobre en el concreto. Una persona que se deja operar por el vacío va observando el diseño lógico que opera en el DESEO (50), y al ver sus límites y lo que lleva consigo, va soltando los deseos de forma natural, sin reprimirlos; sin embargo, desde la copia, se trata de REPRIMIR el deseo, dejando en un caldero los instintos que se salen del diseño. Y así con todo. Tenemos una Ley de Dios que trata de ser un sustituto en ausencia del Original, que se fue de vacaciones y alguien tenía que suplir la vacante.

De modo que ahora, a medida que vamos viendo nuestra corona de espinas, ésta se va “desactivando” neurológicamente, literalmente, se va desconectando la espina-pensamiento condicionante, de los circuitos de mi identidad, y dejando cada vez más espacio para que ésta se pueda conectar a la lógica.

lunes, 27 de junio de 2016

Parejas a presión: la olla de los principios



En este tiempo de torsión de principios universales femenino y masculino, izquierda y derecha, el concreto de las parejas se ve afectado, obviamente, por lo que está sucediendo desde niveles más abstractos de la consciencia.

Es importante tener una mirada, por tanto, más abstracta de este conflicto que se manifiesta en el concreto, porque lo despresuriza mucho y nos permite vivirlo con más oxígeno; mientras que si trato de buscar causas, soluciones mentales, me asfixio.

Izquierda y Derecha, como Principios, se tomaron, digamos, unas vacaciones por la distorsión a modo de experiencia, “fuera del paraíso”. Se comieron la manzana de dejar la pregunta abierta y de ponerle respuestas acomodadas a la experiencia evolutiva que iban encontrando “fuera del paraíso”. Hasta que llegó la hora de cerrar ese espacio-tiempo de experiencia, y aquellas respuestas del intermediario que se dieron en el tránsito, ya no sirven.

Las respuestas a las preguntas abiertas en el tiempo, estaban basadas en un diseño que no tiene las respuestas originales, así que, el pobre chico ha hecho lo que ha podido con lo que le dieron.

La cuestión es que, cuando se abren las preguntas en el plano del intermediario, cuando entran a funcionar los valores, el ser correcto...etc., entra entonces un diseño para la mujer, sobre cómo debería ser; y un diseño en el mismo aspecto para el hombre. Estos diseños tienen características diferentes según el país, educación, ideología, entorno...etc., o sea, cambia el escenario, pero el guión de la película siempre es el mismo, con sus más y sus menos.

Ahora ese diseño que respondía a ¿cómo hacer las cosas bien?, ya no sirve. Y por supuesto, para acomodarnos a ese diseño, tuvimos que dejar en una olla bien cerrada todos los instintos y toda la VERDAD incómoda que transgredía ese diseño. La cuestión es que la olla del espacio tiempo ahora está a presión, y requiere que sea abierta y vista toda esa “comida podrida” que dejamos sin cocinar.

Esa “mala pareja” que soy, sale de forma irremediable a la luz. La buena noticia es que si la asumo en el abstracto, oxigena muchísimo el concreto de la pareja. Si me asumo los INCONFESABLES de la pareja, destapo la presión.

Si empiezo a asumir que masculino y femenino peleaban y competían con sus diseños, pero que ahora tengo la opción de dejar que mi diseño mute a través del otro, entonces, ese 8 que antes me llevaba a un nudo en 4, ahora puede empezar a sincronizar mis propios principios internos.

En lugar de buscar cambiar al otro, o en lugar de DEFENDER MI DISEÑO para no ser la tonta/o de siempre, observo a mi diseño ofendido, irritado, sumiso, dañado...etc. y aprovecho la ocasión para que se pueda desmantelar. 

 Si puedo ver mi conflicto particular, al mismo tiempo en su conflicto global, tengo un poco más de oxígeno para dejarme atravesar por ello, en lugar de tratar rápidamente de intervenirlo para solucionarlo.

Me dejo afectar por el conflicto, y mi identidad se desmantela; defiendo mi diseño, y afecto YO al conflicto dando respuestas de intermediario, insuficientes y creadoras de más y más distorsión.

La olla a presión de la pareja es la OLLA=41 de un diseño apretando a un desdoblado que ya precisa respuestas originales. De modo que ir levantando la tapa nos ofrece un oxígeno más que aliviador.

Así, en algún momento uno puede en el concreto ir contando esos INCONFESABLES que antes escondía y ver el enorme enriquecimiento y el riquísimo y nutritivo guiso en que se convierten.

martes, 21 de junio de 2016

El Sacrificio

Desde el Sacrificio...
Siempre hablo para mí...
Te doy consejos para mí, te doy claves para mí, te digo cómo tienes-tengo que actuar...
porque hablo para mí...
Te rescato desde mi ahogo,
enlazado al sacrificio...
“Si te sacrificas, si te esfuerzas, si eres bueno, te será recompensado”, dijo Yahvhé,
Y lo dijo porque el hombre que recibía esa enseñanza “no veía”,
pero ahora ya vé...
Y se da cuenta de que el sacrificio, esa seña de hacer algo por el otro, de sufrir yo para que el otro esté feliz, fue un recurso evolutivo cuando el hombre “no veía”,
pero ahora ya vé...
Ahora, el recurso evolutivo empieza a ser visto como lo que fue.
El Sacrificio está en lo profundo de nuestra memoria,
vivo en nuestras células,
esperando una recompensa por el esfuerzo,
un resultado de "algo bueno" que compense mi dolor.
“Yo que hice todo lo que me dijiste, oh Yahvhé!, ¿por qué me das este resultado tan amargo a mis esfuerzos?, “Yo que hago todo por los demás, ¿por qué me das esta vida en recompensa?”
Así vamos viendo, poco a poco, nuestra propia trampa,
y vamos viendo que todo lo que hice por los demás,
en realidad, siempre, siempre, y en todo lugar...
lo hacía por mí...
lo hice por mí...
lo hago por mí...
El viejo dolido y encorvado que ya vé la trampa del sacrificio, se saca las piedras que portó sobre su espalda.
Camina ligero, pequeño hombre común, observa que las mochilas del sacrificio te las pusiste tú mismo, y ya no son necesarias.

lunes, 20 de junio de 2016

Observación lineal, y observación no lineal: los Puntos Ciegos

Los puntos ciegos de nuestra consciencia son aquellos que no podemos ver con ella, valga la obviedad de la aclaración. Mientras el punto ciego no molesta, aquello que no vemos, no ejerce interferencia, es decir, no los sentimos. El problema es cuando los puntos ciegos empiezan a presionar, justamente, para que puedan ser vistos. Entonces, empiezan a ser sintomáticos, o como diría la medicina, empezamos a somatizar en el cuerpo o  bien empiezan a afectar a la psicología. El punto ciego empieza con estos síntomas a ser evidente. Allí, la cuestión es que la identidad con sus respuestas conocidas, intenta “solucionar” lo que nos molesta, pero se encuentra que, en vez de solucionarlo, el punto ciego comienza a ser más evidente.

“Punto ciego” nos da 130, es decir, según sabemos, es una bisagra del plano mental. Empieza a manifestarse una pregunta, y como dije, aquello que hacemos desde la identidad, en vez de solucionar el tema en cuestión, en realidad, se hace más obvio, o más problemático, como he sugerido, crece, para que podamos permitir la respuesta.  

Por tanto, vemos que cuando la pregunta empieza a manifestarse, la identidad me va a dar respuestas, que son menos veloces que la velocidad del espacio-tiempo actual. Al decir que son menos veloces, quiere decir que, no solo no solucionan el problema, sino que pueden hacer más grande la interferencia, para que pueda ser vista de raíz. A medida que vemos esta carencia de las respuestas del intermediario, dejamos espacio para que nos vengan las respuestas de la mayor velocidad.  Este tránsito puede ser incómodo, o difícil, para el receptor, porque la química del cuerpo, o de nuestra neurología, no resulta para nada agradable.
Sin embargo, esta incomodidad es un excelente síntoma de que nuestra identidad está perdiendo los amarres a los que agarrarse.  


El plural, mientras tanto, “puntos ciegos” suma 170. Es decir, en vez de ser una bisagra del plano mental, es la comunicación entre el primer plano, y el plano del origen.

Por tanto, o bien trabajamos “el punto ciego”  con los recursos de la mente, uno a uno, es decir, linealmente, o tenemos la opción de comprender “los puntos ciegos”, es decir, podemos ver la lógica de la totalidad de las interferencias que están entre el plano más lento, y aquello que es la esencia de la existencia. Esta comprensión nos abre a recibir la respuesta de la mayor velocidad, o del plano 7. Lo que no solemos tener en cuenta es que si aprendemos a permitir ver al observador de mayor velocidad, éste, al contrario que el plano mental, con que comprenda un punto ciego puede empezar a desmantelar los demás puntos ciegos.

Es decir, la mente va a tratar de resolver uno a uno los temas “linealmente”; mientras que si permitimos que sea la mayor velocidad la que trae la respuesta, con que lo permitamos en un tema, éste es fractal del resto de temas que tienen la misma raíz.

Esto puede ser importante para no embarrarse en la observación lineal y permanecer mucho tiempo con las interferencias, (las que pueden tener multitud de formas), y dar paso a abrir espacio a la observación no lineal, necesaria para éste espacio-tiempo.


La premura que tiene la identidad por ver el punto ciego, nos puede llevar a la observación lineal, a través del esfuerzo por quitarnos el tema de encima, pero nos esforzamos en encontrar algo que no podemos ver. Sin embargo, si asumimos que tenemos un punto ciego, y me abro a la proyección de la vida que me lo está mostrando, empezamos a tener acceso a ver lo que antes no podíamos. Esta es la observación no lineal, la que no requiere esfuerzo, sino incluir esos potenciales que más miedo o molestias me causan. La dificultad está, justamente, en poder dejar de hacer esfuerzos por observar desde la identidad, o la mente. Se trata, entonces, de aprender a detectar ese esfuerzo como una distorsión que es al mismo tiempo, si permitimos que lo opere el observador más veloz, un puente para una nueva percepción. 

jueves, 16 de junio de 2016

Potenciales con “Validación por Rechazo”




En palabras de Garnier, el cierre del desdoblamiento contiene y muestra todos los potenciales posibles de la humanidad, que hemos creado a través de la percepción lineal del tiempo.

Los potenciales que el humano considera “negativos”, los que no quiere que sucedan, los HUYE (61), y mientras persigue a los "positivos", esperando que sucedan. Sin embargo, como los números nos confirman, así solo afianzamos el potencial, rebotando en plano 1 para que sea visto, hasta que sea visto y no validado.

¿Qué es ponerse disponible? Ponerse disponible implica muchas cosas, pero una de las más importantes, al menos para mí, es que quien se pone disponible está permitiendo que muten, a través de su receptor (poniendo cuerpo y alma literalmente), todos esos potenciales de los que la humanidad huye, o bien, CONTRA(74) los cuales LUCHA (46), y también aquellos potenciales que perseguimos con DESEO (50)

Un ser humano común y corriente, que se pone ante sus propios mayores miedos, ante sus peores potenciales, y SE DEJA DESMANTELAR por ellos, en lugar de hacer lo inverso: tratar de resolverlos con su identidad, está permitiendo la mutación de esos potenciales para el conjunto de la humanidad.

Así que, a quien se pone disponible se le ponen delante los potenciales que más teme, ya sea en forma de IDEA en su plano 3, ya sea en su concreto plano 1. Por eso decimos que ponerse disponible es una cosa muy muy seria.

Lo extraordinario de este proceso es que, para que se abra el juego en distorsión, se tienen que TAPAR los potenciales hacia la convergencia, hacia el ORDEN, de modo que el MIEDO (47) , entre otros, TAPA los potenciales que tienen el mayor punto de posibilidad de convergencia. Así, si queremos dar la vuelta, esos potenciales son los mismos que nos devuelven nuestros potenciales tapados. TA PA (40): te muestra T, en plano 1 a PA, la respuesta.

De modo que, cuando me pongo ante mi MIEDO (47) y permito que el miedo desmantele a la IDENTIDAD que quiere salir de ahí, que quiere luchar, contraatacar, que quiere inventar puertas, que quiere crear nuevos parches... etc, el resultado de aquel encuentro con esos miedos es una apertura de mi PERCEPCIÓN y, por tanto, de mis potenciales, pues empiezo a ver cuestiones que antes no veía, que me llevan de forma muy sencilla a donde nunca antes imaginé que era posible ir. 

Así que, allí donde RECHAZO (79), estoy validando por rechazo que esa posibilidad sea posible; pero la extraordinaria noticia es que, al mismo tiempo, allí donde RECHAZO (79), tengo un montón de potenciales a mi disposición, solo con la decisión de PERMITIRME DESMANTELAR por la posibilidad, en lugar de tratar yo de desmantelarla a ella. 

 Esos miedos tienen a su vez el potencial de PUERTAS (105) a una nueva percepción.

miércoles, 1 de junio de 2016

Sistemas Funcionales ¿a qué propósito?


Voy a referirme a los Sistemas, como al conjunto de determinados elementos-herramientas que se enlazan con una lógica, para ser útiles a un propósito. Por ejemplo, los sistemas de comunicación que aporta la tecnología actual nos van a ser muy útiles para tomarlos como ejemplo.

Las Redes Sociales, los servicios de mensajería móvil/celular… son herramientas que tienen una lógica con el propósito de comunicar a las personas.
La cuestión aquí es que, además de ese propósito de enlace de personas, tenemos una serie de intenciones personales o, digamos, propósitos lineales de los individuos, que hacen que ese sistema, que esa herramienta, le sirva a un propósito u a otro, es decir, que sea funcional a distintos elementos.

Por ejemplo, yo puedo estar en una Red Social por distintos “propósitos lineales”: saciar mi aburrimiento, saciar mi soledad, hacerme popular, buscar reconocimiento, hacer negocio…etc. Cada receptor tendrá distintos intereses de su identidad, que serían como “cables” que lo conectan a ir detrás de ese motivo y abrir una linealidad en busca de un potencial.

Entonces, los receptores que intervienen en ese sistema de Red Social, hacen que la red sea funcional a sus propósitos lineales, y que la Red se vaya desarrollando en función de lo que los receptores que la componen van precisando.

Si los receptores están “para pasar el rato”, “para divertirse”…etc., el sistema eso lo toma en cuenta y recalcula sus parámetros para ser funcional a esos propósitos lineales.

La cuestión es que no podemos pedir que una Red Social sea funcional a un propósito con más sentido que el que vemos, si no nos funcionalizamos primero nosotros mismos. Es decir, cuando yo veo los motivos lineales que enchufan mis “cables” a estar en una Red Social, y los observo sin validarlos o juzgarlos, entonces estoy empezando a desengancharme de ellos. Una vez que estoy desenganchado, ahí puedo afectar a que la Red Social sea funcional a un propósito más elevado de comunicación. De modo que es mi propio “desenchufe” de parámetros lineales, lo que genera que yo esté afectando a ese sistema.

Una Red Social, una mensajería móvil, una comunicación, en general, funcional a una Lógica Global, no procede solo de que hablemos de Lógica Global en las Redes, sino que procede de que siendo yo funcional a la Lógica Global en mi comunicación con las Redes, comparta allí lo que comparta, empiezo a ser un agente de afectación, en lugar de ser un afectado, o “yanqui”, digamos, de las adicciones de aquellos propósitos lineales.

Lo mismo se puede aplicar a cualquiera de los “sistemas” que hemos creado los seres humanos como herramientas de organización de la sociedad.

Así, el trabajo de una persona que está en el proceso de dejarse aplicar por la Ley, viene a ser también un trabajo de desafectarse de los propósitos lineales de la identidad particular, para después ir entrando de nuevo a afectar ese sistema, hacerlo FUNCIONAL a un PROPÓSITO lógico, más elevado que el que actualmente está instalado en nuestra sociedad.

Imagínense una Economía que, en lugar de ser funcional al deseo de los receptores de mantenerse en la supervivencia, sea funcional a propósitos mayores.


No sabemos cómo se irán dando estas situaciones, pero sí podemos ir abriéndonos a la posibilidad de permitir esta desafectación y ser agentes activos de esta funcionalización de la lógica en el ser humano. 

miércoles, 25 de mayo de 2016

Próximo Encuentro (Presencial y On Line) desde Ávila


Exigencia+Error

Exigencia= 78
Error= 78

 
La exigencia, tanto hacia uno mismo, como hacia los demás, es dirigida por un Juez=65 que gestiona los potenciales, pues pone límites en base a los parámetros,  o valores que instala en 4.

Me exijo una perfección de forma tanto inconsciente, como consciente, que llega en forma del pensamiento auto-exigente, o exigente con los otros. Así la persona, en lugar de situarse en la realidad en la que está, y en lugar de ver la realidad en la que está el otro, vive creyendo que siempre puede perfeccionarse a sí mismo, y a los demás. No asume lo que tiene delante, porque elige siempre la perfección que no tiene ante sí, y trata de corregirla antes de asumirla. 

Por supuesto, cuando alguien le muestra un error a una persona con este anhelo de perfección, éste no quiere escucharlo, pues se siente herido, ya que la observación que viene de fuera, éste la recibe y la procesa a través del Juez, que le provoca una enorme carga hacia el error, de modo que, o bien lo niega, o bien se defiende y se enoja, o bien se resigna y lo reconoce desde la culpa.

El encuentro con ese Juez nos va ofreciendo el acceso a los potenciales de la lógica, aquellos que él mismo limitaba. Así podemos empezar a ver el error realmente como un regalo; pero para ello, previamente tenemos que asumir que tomamos el error como una carga.

Exigencia (78) + Error (78) = 156

www.unkido.com

martes, 17 de mayo de 2016

Sin circuito para el error 278


Algunas personas verán, dentro de sí, un observador activo que constantemente pone una densidad al error (puede ser al propio y al ajeno, y quizás más al propio, dependiendo del receptor).

Cuando este receptor conoce lo que es un “error de percepción”, es decir, descubre que puede funcionar a través de los cuatro marcadores hacia la divergencia, automáticamente asocia estar en un marcador, con esa densidad, que viene a ser un juicio que se coloca por encima y dice: “está mal lo que estás haciendo, estás en un marcador”. Ese observador se siente excluido, inservible, defectuoso, mejorable...etc.

De esta forma, la persona se ve en un BROCHE constante en el que error le produce una carga de la que no consigue escapar.

Así, este observador es como si “se colocara por encima” de la percepción (3) del error. Digamos que es un 5 en divergencia que te impone las “normas”, una “moral (4) sobre lo que deberías estar haciendo y no haces, que te indica constantemente que lo haces mal.

Percibo el error con mi 3, y automáticamente mi 4 recibe el peso de 5 exigiendo “que te comportes bien, que lo arregles, que lo corrijas”.

Ese 5 tiene la lógica del 7 cristalizado, que anhela una perfección y trata de conseguirla con el esfuerzo, ejerciendo una profunda violencia hacia uno mismo, para poder conseguir una armonia (que es copia de la original) hacia fuera. Busca huir constantemente del conflicto fuera, y para ello se autoexige y se abrocha por dentro.

Esa lógica 5 del 7 cristalizado se abre por el TRAUMA 77, que da un circuito completo U (22), para abrir una TRAMA, un diseño para explorar esa carga.

Este movimiento 54, como interferencia en la que recibo una moral de comportamiento, más el movimiento 34, en el que lo que veo es tapado por el diseño de la moral creado en 5, me dejan profundamente atrapado en una especie de laberinto de punto ciego 88.

Fijémonos ahora en el Calendario y el movimiento de días del Juliano al Gregoriano.

El día 4-10 es el día previo a este “robo” de días. Es día 277 del año, y en negativo tiene -88. Digamos que es el circuito para el trauma en el concreto, y en el abstracto tiene el potencial de torsionar el punto ciego que me abrocha al trauma.

Si “secuestro” todos los circuitos originales (280, 281, 282... 287) que me permiten torsionar todos los planos, entonces ese circuito para el trauma y aquella sincronización se quedan en su vía divergente.

El día 15-10, que es el primer día después de los 10 dias robados, tiene frecuencia 288, y en negativo -77. Tenemos aquí el circuito para la sincronización, y el potencial del trauma. Sin los circuitos previos, obviamente, tenemos el BROCHE que cierra al receptor en un HOYO en el cual se siente siempre erróneo, se culpa por ello, se autoexige, se corrige y, por tanto, esto convierte al receptor en un necesitado de DIOS, pues ante tal ceguera es lo único a lo que puede agarrarse. Poder tener la oportunidad de ver (3) a ese 5 que me cubre con la densidad por el error,  como la distorsión primera a desmantelar, es de absoluta importancia. 

El potencial sincronizado hacia la convergencia de 54 y 34 en conjunto, permiten que ese circuito para la sincronización 288, en lugar de apuntalar el punto ciego de la identidad, vaya desabrochando el conflicto. 
Si se fijan, el Descubri-miento de América se produce también en uno de esos días, en concreto el 12-10-1492, día 286 del año, circuitos originales para el potencial, y negativo -80, la torsión en punto 0. Justamente 90 años antes del cambio de calendario, de modo que con el potencial activo desde el calendario Juliano.

Cuando yo abro esta distorsión, es decir, cuando estoy en un espacio tiempo explorando de pasado a futuro, veo el Descubrimiento de América y contemplo, desde la lógica, cómo desde 34 se abrocha a una "ceguera" de propósito (Colón, de hecho, era italiano 39) para que el receptor que tiene el potencial de la lógica, de 5, no vea su propio potencial y necesite de Dios, necesite ser evangelizado. Sin embargo, si vemos este mismo proceso desde el observador del futuro, ahora el 34 mirando hacia la convergencia, lo que hace es despegar su mirada de ese 4 en divergencia, de ese diseño que lo empañó, y desvalidar con su 3 para que entre el oxígeno del 5 que antes ocultó. De ahí la importancia de ese funcionamiento 88 en convergencia, para que ese engranaje, ese mecanismo bisagra rote a la inversa y pueda desmantelar ese profundo conflicto global.

Este receptor que les habla nació en Ávila, código 920, latitud 40, longitud -4, el día 281, en negativo 85, día 7-10-1976, en año bisiesto, circuitos originales para el plano 1, uno de los días “robados”. Desde mi percepción he vivido este observador que se encuentra en un hoyo de ceguera con muchísima carga, por una durísima autoexigencia y un profundo sufrimiento ante el error y ante la mirada de los demás viéndome en el error.

El dolor de este observador es sentirse constantemente juzgado, desde dentro y desde fuera, de modo que antes tomaba las decisiones en referencia externa, para no sentir ese juicio. Pero en cierto momento va a tener que elegir tomar las decisiones intencionalmente sabiéndose juzgado, pues justamente esa sensación de la que huyó toda la vida, es ahora su rescate del hoyo, cuando se permite sentirla plenamente y descubrir que en ese nivel, en ese hoyo profundo, no está la respuesta a su conflicto, de modo que puede dejar de buscarla y así, desde esa quietud de la identidad, va apareciendo una nueva percepción desde un plano que tiene “mejores vistas”.

La ceguera desde ese hoyo, impide ver el propósito de las cosas. El circuito para el propósito de este observador está, como vemos, “secuestrado”. El día 279, que si nos fijamos es el código de Israel dado vuelta (972), contiene el circuito de la hiperconvergencia en su propósito. Si lo secuestramos, vivir esto en divergencia es un circuito para el 7 cristalizado, con el 9 vivido en su polaridad de violencia. Así la persona se autoexige con una violencia moral muy feroz.

Desde este hoyo tenemos el circuito atemorizado, y tratamos de huir constantemente de ese miedo, escondiéndonos en el hoyo, con el miedo como suelo. Si intentamos salir del hoyo a través de la identidad, entonces me siento culpable y me abrocho por el techo. Solo Dios puede sacarme de ahí. Solo la FE (65).

Para que ese propósito 9 encuentre un circuito 2 en punto 0 para la convergencia, que vendría a ser el RESET de ese secuestro del calendario cristiano, utilizamos entonces al miedo y a la culpa como nuestros grandes aliados. Este observador nos ha hecho verlos como enemigos, justamente para mantener el broche.

El código de Ávila, 920, ciudad en la que vive este receptor, nos muestra este reset.

IS IS= 920 920, está apuntando a ese hoyo en el que vive la gente. Los mineros chilenos, que eran 33 nos estaban mostrando la lógica de ese potencial. IS IS atenta al 33 por esa CEGUERA envuelta de valores, que impide ver el propósito.

Justamente ese observador siente que todo lo tiene que conseguir a base de esfuerzo, el minero, símbolo del trabajo duro, es maravilloso para mostrarnos la esencia de ese observador, que va a tratar de aferrarse siempre a una polaridad positiva, de ánimo, de ilusión y de fé, para poder contrarrestar esa sensación profunda de trauma. La maravilla es que ese observador, que toda su vida la fundó en el trabajo, en el esfuerzo; en ese momento tiene que QUEDARSE QUIETO y esperar a ser rescatado. Tiene que dejar de esforzarse, de ser el luchador que la identidad le invita a ser. Ese que se levanta cada mañana buscando un motivo para vivir.

Así, el secuestro de los días del calendario se produce “coincidentemente” con la muerte de Santa Teresa de Ávila, el 4-10-1582, día en el que el Vaticano realiza el cambio.

434 años después, en 2016, observamos este secuestro desde su estructura lógica para permitir así su desmantelación.

En Cuba, con coordenadas 21 Norte, 78 Oeste, es decir, coordenadas que nos muestran ese 78 para el que estamos buscando circuito, tenemos una ciudad llamada “Ciego de Ávila”, fundada el 30-3-1877, con prefijo telefónico 33, dentro del 53. 

Pero, sencillamente, ese circuito para el error 278 con el que se abre el secuestro, y ese circuito para la sincronización 288 del primer día del nuevo calendario, ya están girando hacia la convergencia y siendo dirigidos por un observador de mucha mayor velocidad. 

De modo que, para facilitar el proceso de las personas que transitan identidad con ese observador, sencillamente, se trata de que al poder entender la lógica no lineal que hay tras esto, nuestro inconsciente, con esta lectura, entienda los hilos esenciales para que pueda ir desabrochando la profunda validación inconsciente que lo provoca. Así, poco a poco, el receptor va notando una ligereza muy grande a medida que se descubre más desidentificado de ese observador. 

PA-CIENCIA, CIENCIA DE PA para aquellos que lo transitan, porque sencillamente, como los mineros, desde el hoyo solo puedo esperar a ser rescatado desde una instancia de visión más elevada de la que yo tengo ahí, y ese rescate ha de ser permitido con la menor intervención posible de la identidad. 

Para finalizar, decir que toda esta percepción es el resultado de una observación conjunta de José y mía, cuyas frecuencias ya nos indican desde el principio que las identidades van a apuntar a esta visión. Justamente si yo le sumo 57 (la lógica del 7 cristalizado, o en convergencia la lógica de la esencia original, que es lo que abre a este observador)  a mi frecuencia, tenemos 338, que es la frecuencia de José, justamente la alineación de ese plano 3 a través de la torsión. 

Así hemos podido observar esta doble vía en nosotros mismos y en la relación con el otro, cómo con la presencia de esta lógica en distorsión, la autoexigencia maneja a los receptores, abrochándolos en la necesidad; mientras que cuando la lógica empieza a mutar, la torsión invierte toda la percepción a una profunda y expansiva libertad

miércoles, 4 de mayo de 2016

Esencia

Si la vida tiene una constante, esa es que puede sorprenderte siempre. Esa constante es la condición de la esencia, esa nada, porque puede ser distinta a cada momento.


Decimos nada, porque no sabemos nombrar a lo que no podemos percibir. Nada es mejor que personificar algo que no comprendemos. Pero, por ejemplo… ¿te has preguntado por qué sucede la sincronía?, o ¿por qué parece que esa nada se expresa en forma didáctica? Da la sensación que esa nada fuera un director de orquesta, que aunque no toca, el resto de la orquesta y de la música, dependen de él. Y aunque parezca un inspirado de alguna religión, sin embargo, estoy hablado de física. 

El Intercambio: Cargas de la Identidad, por Nueva percepción.

La forma que tengo concreta de intercambiar, por ejemplo, en lo económico, en mi vida diaria, me está mostrando la relación de intercambio que tengo con el abstracto.

La realidad que se me presenta linealmente, en el plano físico, 1, es Respuesta a cómo me relaciono en el eje Y no lineal, y las interferencias que hay entre el 7 y el 1.

Supongamos que estoy en una situación de ESCASEZ =81. Fíjense que justamente me está mostrando esa torsión vertical que tenemos en la imagen (8), de qué forma llega a plano 1. Si mi realidad como Respuesta me está mostrando Escasez, entonces hay una Escasez en forma de carga no asumida que no he intercambiado con el Abstracto. 

Un maravilloso aporte en este punto que hizo la mexicana Rosa María Cortez Dávila en uno de nuestros talleres de “Sincronización 88”, fue decir que ella percibía la Escasez, no como algo que falta, sino como algo que me sobra.

Este punto tiene una enorme importancia, pues todo lo que le “sobra” a mi identidad, cuando lo ASUMO y permito que sea combustible para el VACÍO, estoy generando un INTERCAMBIO entre 7 y 1 que, de otra forma
, identificándome con la escasez sin permitir que ésta sea el combustible del vacío, solo me abre un espacio-tiempo o cono de experiencia, que es iniciado por la escasez y en cuyo plano 1 o realidad concreta, encuentro sencillamente el reflejo de ésta.

Podríamos decir entonces que las CARGAS asumidas, son las MONEDAS DE CAMBIO entre 1 y 7. Si no las asumo, se convierten en un PESO para mí. Fíjense que justamente muchas monedas sudamericanas se llaman PESO (Argentino, mexicano...etc.), y empieza por la letra P, que es 17, la relación de la que venimos hablando todo el tiempo, con una lógica 5, E, para la recreación de un potencial. (SO=20 16).

Ponemos la lupa en este punto para el próximo Taller Intensivo que realizaremos en Ávila el día 19-6-2016. Abriéndonos a lo que nos muestra la observación de la realidad como Respuesta a lo que sucede en nuestro acceso no lineal. 

Unkido